Tu Blog de Danza Oriental

Guía de elementos para bailar danza oriental

  Publicado el 15 de Junio del 2020

Guía

Si por algo se caracteriza la danza árabe es por tener una variedad increíble de elementos, estilos y folclores. Incluso con los movimientos; hay pocos pasos básicos, pero con ellos se pueden crear infinidad de variaciones. Vamos, que no nos podemos aburrir con todas las posibilidades que hay.

Hoy quiero centrarme en los elementos, voy a hablarte de 13. Y es que no todos ellos se pueden usar de cualquier forma, algunos pertenecen a folclores, por ejemplo, y hay que tener cuidado.

Abajo encontrarás un vídeo en el que bailo un ratito con cada uno de ellos para que veas qué movimientos se pueden hacer. Seguro que descubres alguno nuevo.

1. Crótalos

Sería la versión árabe de las castañuelas. Son metálicos y necesitamos el pack con 4. Se ponen en el pulgar y en el dedo corazón. Es todo un reto bailar con crótalos, es, sin duda, el más difícil de toda la lista. Al final, se trata de hacer dos cosas a la vez: bailar y tocar un instrumento.

Primero hay que tener unos conocimientos mínimos de música. Después, hay que saberse los ritmos árabes muy bien. Y, por último, aprender a tocar siguiendo la música y haciendo toques que queden bien.

La otra parte es levantarse y bailar mientras tocamos. Lleva su tiempo porque son muchas cosas y cuesta, pero cuando va saliendo es muy gratificante. A mí me encanta, la verdad.

2. Doble Velo

(Voy en el orden que están en el vídeo, para que los encuentres fácil, así que el velo está más abajo.)

Esta es la versión con dos velos a la vez. Lo ideal es que sean semicirculares, porque los giros estrella, que son los molinos, se ven más bonitos con velos redondeados.

Hay muchas opciones para bailar con dos velos: primero, podría ser llevarlos juntos como si fueran uno solo. Si son del mismo color funciona muy bien, porque nadie se dará cuenta que en realidad hay dos y luego el efecto sorpresa será mayor. Puedes llevar también una punta de cada velo sujeta en la falda y así manejarlos con más facilidad.

Lo que no puede faltar es el final con los velos sueltos, quiero decir, que cada mano agarre la punta de uno de ellos. En esta posición cualquier giro queda bien, pero los molinos quedan espectaculares.

Es importante ir de forma gradual, empieza con algo sencillo y ve cambiando la posición de los velos y soltándolos conforme avanza la canción. Deja lo más vistoso para el final.

3. Veil Poi

Este invento es bastante reciente. Es un velo de seda normal, que tiene una pelotita en una esquina y una cuerda para sujetar desde la muñeca.

La gracia es que se puede soltar del todo y manejar “a distancia” desde la cuerda. Es muy original y poco visto.

El año pasado coreografié una canción para mis bailarinas con veil poi y la primera parte llevaban la pelotita en la mano escondida, de forma que parecía un velo normal. A mitad de la canción lo soltaban y el efecto era muy chulo.

Que no te engañe este elemento, es muy difícil manejarlo bien. El velo tiene mucha tela y manejarlo a distancia no es nada fácil, cobra vida propia. Además de los pelotazos que te pegas hasta que se controla…

4. Abanicos de Seda

Son un acierto seguro. Quedan preciosos y al público siempre le encantan. Para mi gusto encajan muy bien con canciones dulces y tranquilas.

Merece la pena trabajarlos porque no es complicado y el efecto es hipnótico. Se podría bailar con uno cerrado, uno abierto, los dos cerrados y los dos abiertos. Lo ideal es combinar las opciones para ir de forma gradual y terminar con los dos abiertos que es lo más vistoso.

5. Alas de Isis

Se pusieron de moda hace unos 15 años y se veían por todas partes. La verdad es que son impresionantes y elegantes, a quien lo ve por primera vez le sorprende.

Son muy fáciles de manejar y es que no hay muchos movimientos que se puedan hacer con ellas puestas. Al tenerlas sujetas en el cuello no podemos cambiarlas de posición.

Los mejores movimientos con las alas son los giros, y el mejor el molino.

6. Velas

Se lleva en cada mano un portavelas de cristal transparente con las velitas dentro encendidas.

Hay que tener cuidado y hacer movimientos lentos para que no se apaguen, así que mejor elegir música tranquila.

Me gusta utilizar las velas para iluminar la cadera y hacer alguna ondulación, por ejemplo. Al acercarlas al cuerpo lo iluminan y así podemos guiar al público a donde tiene que mirar.

7. Sable

Tiene un efecto muy potente, bailar con sable nos empodera. Elige uno especial para bailar, porque están contrapesados y se sujetan más fácil en equilibrio.

Se pueden hacer bastantes cosas con el sable. Se puede bailar con él sujeto en las manos, como llevaríamos un bastón, por ejemplo. Y, la mejor parte, hacer equilibrios con él. El de la cabeza es el más conocido, pero se puede sujetar en una cadera, en el pecho, en el hombro, en la muñeca, sobre el muslo con la rodilla levantada, e incluso sobre el pie si bajas al suelo.

8. Candelabro

El más elegante de todos, se crea un ambiente casi mágico cuando se baila con candelabro. El origen es bastante incierto, pero sí que guarda relación con momentos felices y memorables como los nacimientos y las bodas.

Como consejo te diré que tapes el pelo y utilices unas mangas para evitar que te caiga cera mientras bailas.

Elige una canción suave y prueba también movimientos en el suelo, queda muy bonito. Y cuidado con los giros o desplazamientos rápidos, que pueden apagar las velas.

9. Bastón

El bastón pertenece al folclore saidi, lo que significa que no podemos bailar con él fuera de este contexto. Solo se puede usar para bailar un saidi.

El bastón como lo conocemos nosotras, es la versión femenina del bastón que usan los hombres, que es una vara de caña mucho más larga y gruesa (y sin decorar).

Se utiliza acompañando los pasos folclóricos mientras bailamos, y el movimiento más espectacular es cuando lo giramos. 

10. Velo

Es el elemento más conocido y con el que más bailamos. Es maravilloso, porque tenemos muchísimas posibilidades de movimiento con él.

Y no solo eso, también nos permite crear distintos estilos: puede ayudarnos a crear una coreografía sensual, elegante, delicada, misteriosa, triste, alegre, enérgica… y todo lo que se te ocurra.

A mí me encanta explorar para sacarle partido y siempre me sorprende porque se me ocurren cosas nuevas. Estoy enamorada de este elemento.

11. Melaya

Este tampoco es para utilizar a la ligera, nos pasa como el bastón, pero con la melaya es distinto porque no pertenece a un folclore.

Melaya laff significa en árabe manto enrollado, y se refiere a una prenda de abrigo que han usado las mujeres en Egipto hasta los años 60. Mahmoud Reda es un coreógrafo egipcio que llevó la danza oriental a los escenarios y creó coreografías donde las bailarinas salían al escenario con zapatitos o zuecos de tacón, un vestido corto asimétrico con volantes abajo y la melaya.

Después otras bailarinas lo hemos utilizado también, pero es para recrear lo mismo, la melaya no es un elemento como es el velo, por ejemplo, ni pertenece a ningún folclore o estilo.

En el post de ¿Es la danza con melaya un foclore? Tienes mucha más información.

12. Alas de Isis con Leds

Y llegamos a las versiones con leds, súper vistosas. Tienen un botoncito en el palo cerca de donde se sujetan, de forma que en cualquier momento puedes encender o apagar.

Yo creo que la gracia está en bailar una parte con las alas apagadas, para que parezcan alas normales y en algún momento clave de la canción encenderlas.

Otra idea cuando se baila en grupo es jugar a encender y apagar por turnos. Le pides al técnico que apague del todo las luces y así se ve solo a las que están encendidas. Mientras, las que están apagadas pueden moverse de sitio.

13. Abanicos con Leds

Están muy poco vistos aún, así que, si quieres algo nuevo y sorprendente, te servirá. Tiene cada abanico una pila pequeña y un botoncito para encender, pero no es tan fácil encender como las alas. Aquí cada mano tiene que encender su abanico.

Queda precioso, pero tienes también que tener en cuenta que hace que pesen más y es un poco más incómodo.

Podrías bailar un parte primero con los abanicos apagados y encenderlos después para sorprender, pero ten en cuenta que no vuelan tan ligeros.

Y ahora, el vídeo del que te he hablado, donde puedes ver una pequeña muestra de cada elemento:

 

¿Conocías todos?¿Cuál es tu favorito?

También podría interesarte...

Formación profesional

Curso de Danza Oriental nivel 4 - Avanzado

Curso de Danza Oriental nivel 1 - Iniciación