Tu Blog de Danza Oriental

La postura correcta para bailar danza oriental

  Publicado el 15 de Julio del 2020

Guía

Tan sencillo y tan importante. Sin una buena colocación no vamos a poder hacer mucho. En cualquier danza es vital, pero, ¿sabes cuál es la postura correcta para bailar danza oriental?

Antes de entrar en materia quiero contarte las razones por las que para mí es importante este tema:

  • La primera es la más obvia, no hacernos daño y evitar lesiones. Los movimientos de cadera son en algunos casos un poco bruscos y tenemos que cuidar muy bien nuestras lumbares.
  • Nos ayuda a tener más presencia. Esto lo puedes probar caminando por la calle, si caminas con la espalda más erguida, las costillas ligeramente levantadas y los hombros un poco abajo y atrás, verás como lo que comunica tu figura ha cambiado completamente. Si caminando funciona, para bailar se vuelve imprescindible. Sobre el escenario estamos ocupando un papel, el papel de bailarina. Eso significa que tenemos que transmitir seguridad. No es que sea fácil, es cuestión de tiempo como todo, pero estar bien colocada hará que te metas en el papel más fácil.
  • Y mi lucha personal, para mí la razón más olvidada y que yo tengo muy presente: bailar de forma elegante. Colocar la cadera encajada o neutra hará que los movimientos más sensuales se sigan viendo elegantes. Como hagas un africano desencajando la cadera, habrás cruzado la línea y además de poder lesionarte, estarás bailando de forma muy vulgar. Esta danza es maravillosa, fina y muy elegante, pero es una pena que tenga el nombre tan manchado. En parte, es por mito, por lo que el cine muestra, por los prejuicios y por otra parte es por cómo bailan muchas bailarinas. Creo que mi misión en la vida es aportar dignidad a esta danza, así que haré todo lo posible para transmitirla tal y como yo la veo y quiero que sea.

La danza oriental es una danza de seducción, pero ojo, que nadie se equivoque, es para seducirse a una misma.

Aclarado esto, voy a contarte cómo debe estar cada parte del cuerpo, construyendo como una casa, de abajo hacia arriba. Siempre corrige tu postura en este orden, de nada sirve tener los brazos muy bien colocados si tienes los pies o rodillas mal puestos.

Como siempre, abajo tienes un vídeo donde podrás verlo todo mientras te lo explico, ¡empezamos!

Los pies

Para trabajar en el sitio movimientos con las dos caderas, por ejemplo, ochos horizontales o golpes laterales de cadera, colocaremos los pies paralelos justo debajo de las caderas. El peso del cuerpo que quede repartido por toda la planta del pie, vigila que no quede el peso hacia fuera, hacia dentro, delante o detrás. Que sientas que estás bien sujeta al suelo.

Si vamos a hacer ochos verticales o africanos acercaríamos más los pies, hasta llegar a dejarlos muy pegaditos. Este tipo de movimientos con la colocación normal se ven de forma vulgar, así que la solución es juntar más los pies, para que se vea sensual, pero sin perder la elegancia.

Cuando queremos hacer unilaterales, por ejemplo, drop o puentes tenemos que poner un pie en punta delante, así que también cambia. El pie que se queda de apoyo lo vamos a abrir un poco. Si imaginamos un reloj en el suelo, a menos diez o a y diez, según si es el izquierdo o el derecho. Ese pie tiene que sujetar todo el peso del cuerpo. El otro pie lo colocamos recto un poco delante, apoyando la almohadilla justo en línea con el talón de apoyo. No lleves el pie muy delante porque tendrás que ponerle algo de peso para sujetarte, y tampoco muy cerca del otro porque entonces no tendrás estabilidad. Busca la medida en la que te sientes cómoda y estable. Más o menos unos 20-25 cm. El pie de delante que mire hacia delante: los dedos, el empeine y la rodilla. Depende del movimiento puedes apoyar la almohadilla o solo la puntita del dedo. Esta última versión queda mucho más bonita, pero requiere un poco más de tiempo.

En cualquier caso, el talón que quede bien alto y no dejes que baje en ningún momento. La cadera baja porque vamos a doblar un poco la rodilla, nunca por bajar el talón.

Creo que los pies son los grandes olvidados de esta danza, a mí me encanta prestarles atención y hacer que cada movimiento quede bonito visto desde los pies.

Las rodillas

Esta parte es la más importante. La colocación de rodillas en la danza oriental es muy concreta y caprichosa. La mayoría de los movimientos no se hacen con la cadera sino con las rodillas, así que es importante tener control sobre ellas para tener más precisión con la cadera.

La posición concreta de rodillas es la que yo llamo “rodilla relajada”. Aparentemente está estirada, pero sin llegar a bloquearla. Esta es la parte más complicada. Si te pones de perfil tienes que ver tus piernas estiradas, pero sin llegar a estar tensas o bloqueadas. Es decir, tienes que parar 1-2 cm antes de estirarlas del todo.

De esta forma protegemos la rodilla, pero también nos va a permitir hacer shimmy sin que se corte o hacer golpes de cadera que vayan hacia fuera y no dejar que la cadera vaya hacia atrás.

Si vamos a hacer un movimiento unilateral, imagina, por ejemplo, un drop con patada, aún es más importante y la rodilla del pie de apoyo la vamos a doblar incluso un poco para amortiguar bien. Si dejas la pierna de apoyo estirada todo tu cuerpo rebotará con el drop y será imposible aislar la cadera. Por no hablar de lo brusco que sería para la rodilla…

La cadera

Si te colocas de perfil y te miras al espejo podrás ver fácil el juego de basculación que tiene la cadera. Hay 3 posiciones: cadera encajada, neutra y desencajada. Para bailar, lo más encajada posible, y como mucho, neutra. Nunca desencajada, se nos vería muy vulgares.

La posición de cadera encajada es girando la cadera hacia delante y arriba, de forma que las crestas iliacas quedan mirando la techo y las lumbares rectas.

Cadera desencajada es la contraria, lumbares mucho más pronunciadas y crestas iliacas mirando al suelo.

Y cadera neutra es la posición intermedia.

Las costillas

La parte de arriba es la que nos va a ayudar con el tema de la presencia y a transmitir más seguridad. Hay que levantar ligeramente las costillas. Mira en un espejo cada pequeño cambio que hagas, se tiene que ver natural, pero al mismo tiempo bien colocado.

Los hombros

Si haces un círculo con los hombros hacia atrás y hacia abajo, el punto en el que el hombro está bien colocado es atrás y abajo. Ese es su sitio natural. Lo que ocurre es que normalmente están más adelantados de llevar peso, el bolso, etc. A mí me gusta hacer varios círculos de hombros para después ya dejarlos bien colocados.

Otra forma que tienes de colocar bien costillas y hombros a la vez es desde los omóplatos. Puedes imaginar que desde cada omóplato tienes una pesa que tira hacia abajo, verás cómo suben tus costillas y se colocan tus hombros.

Al colocar bien costillas y hombros, verás como la parte de tu pecho y garganta queda más “abierta”, como con más amplitud. Esta es la parte concreta que nos da presencia, está exactamente entre el pecho y la garganta, que sientas que hay espacio y que está presente esa zona.

Los brazos

Los brazos tienen muchas posibilidades, pero voy a hablarte principalmente de la posición básica. Extendemos los brazos a los lados después de colocar costillas y hombros. La puntita del hueso del codo la ponemos mirando al suelo, y el codo, antebrazo, manos y dedos los ponemos a la misma altura, en línea con el pecho o un poco más arriba, sin pasar de la altura de los hombros.

Los brazos siempre deben dibujar curvas suaves, nada de ángulos pronunciados, así que el codo está bastante estirado, nada de “alitas de pollo”.

Las manos son importantes, déjalas relajadas con todos los dedos estirados, pero sin tensión. Las manos se mueven de forma suave, pero ojo que suelen ser las grandes olvidadas. Deja siempre una parte de tu cerebro que se encargue de mantenerlas con vida. Al principio sobre todo pasa, que nos concentramos mucho en la cadera y las manos están colgando olvidadas.

Así que recuerda siempre trabajar tus brazos y manos al nivel de tu cadera, porque se ven más y desde más lejos.

 

Y ahora, el vídeo en el que te hago un resumen de lo más importante y te muestro cómo colocarte:

 

 

También podría interesarte...

Formación profesional

Curso de Danza Oriental nivel 4 - Avanzado

Curso de Danza Oriental nivel 2 - Básico