Tu Blog de Danza Oriental

Cuáles son los 6 principales shimmies y cómo se hacen

  Publicado el 15 de Mayo del 2019

Guía

Si hay un movimiento característico de la danza árabe, es sin duda el shimmy. En árabe, significa vibración y no se puede bailar sin él.

Hay muchísimos pasos dentro de la danza oriental, y podríamos, por ejemplo, bailar una canción completa sin hacer ni un solo camello o círculo y no pasaría nada. Pero sí que hay dos pasos que, por su especial sabor árabe, no pueden faltar en nuestro repertorio. Necesitamos una buena técnica para los dos y, sobre todo, muchas variaciones para no hacerlos siempre de la misma manera. Me refiero a los drops y al shimmy.

Hay muchos tipos de vibraciones diferentes. Vamos a estudiar en profundidad los 6 shimmies principales:

1 - Shimmy de rodillas o egipcio

Qué es: es una vibración que se produce al mover las rodillas de manera alternada.

Cómo se hace: Con los pies paralelos, apoyados en el suelo debajo de las caderas, pasamos el peso del cuerpo ligeramente hacia adelante, notando cómo quedan los talones sin apenas peso. La cadera no hace nada, sólo hay que mover las rodillas de manera alternada. Cada rodilla dobla un poco y estira sin llegar a estirar del todo. El punto a donde llega cuando está más estirada, es un poco antes de estirar por completo, donde la pierna se ve estirada, pero sin llegar a bloquear la rodilla. Desde ahí, hasta el punto en el que se dobla, hay más o menos unos 10 cms. Se tienen que ver nuestras piernas estiradas, no en plié, así que no deberían cargarse los cuádriceps para nada, porque es la estructura ósea la que nos sujeta. Podemos jugar variando la intensidad, desde muy relajado, hasta muy potente. Para añadir potencia hay que activar la musculatura detrás de la rodilla y del muslo, haciendo fuerza en el momento en el que se estira la rodilla, sin que esto nos haga estirarla del todo.

Cómo queda: Si llevas un cinturón de flecos, por ejemplo, se verán perfectamente los dibujos de cada tipo de shimmy. En éste en concreto, se ve una vibración fina y ordenada. El resultado lo vemos en la cadera, pero recuerda que ésta no hace nada, sólo movemos las rodillas.

Cómo combinarla: Es perfecta para combinarla con todo. Sólo estamos usando las rodillas, por lo tanto, tenemos el resto del cuerpo libre para ir sumando capas. Las capas más sencillas son las que hacemos con partes más alejadas de las rodillas, por ejemplo, cabeza, hombros y brazos. Después estarían los movimientos de torso y por último la cadera. Podemos incluso hacer capas que involucren también a las rodillas, es lo más complicado, pero con práctica se puede. Me refiero por ejemplo a camellos y ochos verticales. Otra opción es jugar con el peso del cuerpo y pasarlo de una pierna a otra.

Cuidado con: estirar las rodillas del todo. Si en algún momento se estira una rodilla el shimmy se para. Es importante controlar bien la distancia con la que jugamos en las rodillas para que no se estiren ni se doblen demasiado.

2 - Shimmy de cadera o tradicional

Qué es: Es un golpe lateral de cadera muy pequeño y rápido, convertido en vibración.

Cómo se hace: Colocamos los pies bien apoyados, paralelos y debajo de las caderas. Doblamos un poquito las rodillas, así que el peso del cuerpo estará más cerca de los talones. Tenemos que hacer el golpe lateral de cadera (estirando un poco una rodilla y doblando la otra), pero muy rápido y pequeño. Lo que tenemos que notar es que la cadera queda muy suelta y relajada, que tenemos las rodillas ligeramente flexionadas.

Cómo queda: Es una vibración grande y algo desordenada. La posición del cuerpo, no es muy estilizada, ya que estamos en un ligero plié.

Cómo combinarla: Como ya estamos usando la cadera, es complicado añadirle capas. Se puede, pero no es fácil. Además, estéticamente es más bonito el shimmy de rodillas, así que ésta se usa muy poco.

Cuidado con: pensar que estás haciendo el de rodillas y en realidad estés haciendo éste. Fíjate en la postura, si no estás con las piernas estiradas o si se te cargan los cuádriceps, estás haciendo el de cadera y no el de rodillas.

3 - Shimmy por tensión muscular

Qué es: Es una vibración que resulta de tensar al máximo los músculos de las piernas.

Cómo se hace: Con los pies bien apoyados en el suelo y las piernas estiradas, nos centramos en empujar con el pie hacia el suelo. Prueba primero con una sola pierna, pon todo tu peso sobre ella y trata de empujar el suelo hacia abajo. Toda la musculatura de la pierna se activa y el resultado es que la pierna tiembla. Importante practicar con la cara relajada. J

Cómo queda: Esta vibración es la más fina y pequeña de todas, se ve que estamos quietas y sin embargo nuestro cuerpo vibra y tiembla. Es espectacular, pero muy complicada de hacer.

Cómo combinarla: Es tan pequeña y sutil que pasará desapercibida si le añadimos capas, lo ideal es no hacer nada más a la vez, o como mucho algún movimiento suave de brazos o manos.

Cuidado con: usarlo en espacios grandes y que no se perciba. Si vas a bailar en un gran teatro, la mayoría del público te verá quieta. Para espacios más pequeños donde está la gente cerca sí merece más la pena el esfuerzo.

4 - Shimmy choo choo

Qué es: es el shimmy de rodillas desplazado

Cómo se hace: En relevé, con los talones bien altos y hacemos pasos muy muy pequeños y muy rápidos. Ya sólo con esto la cadera vibra, pero nos falta añadir el shimmy de rodillas mientras nos desplazamos de esta manera.

Cómo queda: El shimmy de rodillas hemos dicho que queda fino y ordenado, y cuando lo desplazamos se añade la fuerza que le dan los pies, con los pasitos tan rápidos y pequeños, así que queda bastante potente.

Cómo combinarla: Con todo. Estamos utilizando las rodillas y los pies, el resto del cuerpo está libre, pero igual que en el shimmy de rodillas, podemos también utilizar las rodillas con algo más de práctica. Para empezar, las capas más sencillas son cabeza, hombros y brazos. Después el torso y por último la cadera. Entre las combinaciones más complicadas están los verticales por ejemplo y los ochos verticales. Como es un desplazamiento hay que tener en cuenta que queda bien hacia atrás, a los lados y hacia atrás en diagonal, pero de frente hacia adelante no se ve bien.

Cuidado con: separar los pies al desplazarte, deben ir pegaditos y dar los pasos muy pequeños.

5 - Shimmy de twist

Qué es: Es un twist muy pequeñito y muy rápido

Cómo se hace: Con las rodillas relajadas, los pies apoyados, paralelos y debajo de las caderas. Hacemos twist, llevando una cadera delante y la otra detrás cada vez. Ahora se trata de ir acelerando y cada vez además hacerlo más pequeño hasta que quede como una vibración. Recuerda respirar bien mientras tanto, para evitar el flato.

Cómo queda: es bastante original, si miramos al cinturón de flecos, en este caso se levantan y giran de derecha a izquierda.

Cómo combinarlo: por ejemplo, cambiando el peso de una pierna a otra o jugando con alturas: subiendo los talones, después en plano y luego agacharte un poquito.

Cuidado con: el flato. Respira bien mientras lo practicas porque el twist suele dar flato. También vigila tus brazos que se mantengan firmes y no se muevan a los lados.

6 - Shimmi de hombros

Qué es: es un movimiento rápido de hombros que queda como una vibración.

Cómo se hace: colocamos los brazos en la posición básica y los dejamos fijos para que después no se muevan. El trabajo está en los hombros, que hacen un twist, cada hombro va delante y detrás, pero el acento lo hacemos al ir hacia delante. La parte del hombro que vamos a empujar hacia delante no es la de arriba, sino la de delante, justo encima de la axila. De esta manera tenemos twist sin girar los hombros. Una vez está localizado el movimiento hay que hacerlo más rápido y mucho más pequeño. Hay maestras que explican este shimmy desde las costillas, moviendo directamente el pecho. Las dos opciones son parecidas, con la diferencia de que al usar hombros queda más elegante, sutil y menos marcado.

Cómo queda: Este tipo de shimmy mueve bastante el pecho, así que para mi gusto cuanto más pequeñito mejor y siempre con las palmas de las manos hacia abajo.

Cómo combinarlo: se puede hacer alguna capa extra, como por ejemplo círculos verticales de pecho y camello de pecho. Otra opción es combinar con el shimmy de rodillas, uniendo los dos shimmys con ondulaciones de columna. Por ejemplo, empezar con el shimmy de rodillas y hacer una ondulación arriba y una vez arriba dejar de vibrar con las rodillas y pasar a los hombros y luego otra ondulación abajo que nos lleve de nuevo al shimmy de rodillas.

Cuidado con: hacerlo demasiado grande, que no quedaría muy elegante y también cuidado con los brazos, que no se muevan apenas.

Estoy flipando con tu blog. Cuanta buena información!! Soy de Madrid y te sigo en Youtube desde hace muchos años. Me encanta lo trabajados que están tus videos. Recientemente me he suscrito a tu web y la verdad que me gusta muchísimo. Espero poder verte bailar en directo algún día!

Imagen de Patricia Beltrán

Gracias Nur, me alegra mucho saber que os sirven los artículos. He bailado en Madrid varias veces, ahora mismo no tengo previsto ir, pero seguro que vuelvo! 

un abrazo!

Imagen de Noelia Mendive

Gracias Patricia es súper útil y no puede estar mejor explicado!

Imagen de Patricia Beltrán

Me alegro que te guste!

También podría interesarte...

Formación profesional

Curso de Danza Oriental nivel 1 - Iniciación

Curso de Danza Oriental nivel 4 - Avanzado