Tu Blog de Danza Oriental

10 claves sobre el nay

  Publicado el 30 de Abril del 2019

Guía

Si hay un instrumento árabe que me guste aún más que el resto, ese es para mí el nay. Es un sonido agradable, dulce y misterioso, que me encanta bailar. Desde hace tiempo me siento atraída por canciones que tengan cierto protagonismo de nay.

Vamos a estudiarlo bien para comprenderlo y poder bailarlo mejor.

1 - ¿Qué es?

El ney, nai o nay es un instrumento de viento utilizado en la música de Oriente Medio, desde Marruecos hasta Pakistán, y es el precursor de la flauta moderna. Su elaboración es muy sencilla; es una pieza de caña hueca con 6 agujeros delante y uno detrás para el pulgar. A pesar de su sencillez, el nay puede abarcar hasta tres octavas y tocarlo bien es muy complicado.

De los instrumentos árabes, se dice que el nay es insustituible.

2 - Origen

Etimológicamente la palabra “neymar” viene del idioma pahlavi o persa medio y significa caña, ya que es una flauta fabricada de caña. Probablemente sea el instrumento más antiguo de todos, se calcula que existe hace unos 5000 años. En las tumbas de Antiguo Egipto se han encontrado pinturas con personas tocando el nay. También se encontraron nays en excavaciones de la antigua Ur, que fue una antigua ciudad al sur de Mesopotamia, sobre los años 4000-3000 A.C. en la actual Irak.

Es muy común en el mundo árabe en zonas de pastoreo, y se cree que su origen pudo deberse a los pastores, que para ocupar el tiempo hacían agujeros en trozos de caña y tocaban. El sonido induce a la calma y tranquilidad, así que además de ocupar su tiempo tranquilizaban el ganado.

La música influye mucho en las personas y en los animales, y en este momento no puedo evitar acordarme de las mujeres de Escandinavia que utilizan unos cantos tradicionales llamados Kulning para llamar a los rebaños y espantar depredadores. Es un canto precioso muy agudo que se escucha a mucha distancia para que el ganado que ha pasado el día pastando libre en la naturaleza regrese.

3 - El nay para los sufís en Turquía

En Turquía es el instrumento principal de los derviches, ya que evoca profundos sentimientos espirituales. El sema es la ceremonia que celebran, significa literalmente escuchar, y de eso se trata, de escuchar la música, moverse y girar envueltos en la magia del sonido del nay. Muchos de los grandes neyzens (intérpretes de nay) fueron y son sufíes.

Ellos consideran el sonido del nay como la voz del alma, el aliento divino creador, y es que es un sonido tan especial que lleva a estados de conciencia más elevados.

4 - Tipos de nays

Hay 7 diferentes tipos de nays según el sistema arábigo:

  • Kerdene, afinado en Do (la nota C), y es el de más longitud. Esto significa que la segunda nota tras el registro más bajo es un Do (la primera sería un Si bemol o Bb).
  • Doga afinado en Re (D).
  • Boussalik en Mi (E).
  • Jaharka en Fa (F).
  • Nawa en Sol (G).
  • Husseini en La (A).
  • Ajam en Si (B).

5 - Fabricación

Es una única pieza de caña, ligeramente cónica, que se toca desde el extremo ancho. Los nudos interiores de la caña se eliminan para conseguir el tubo vacío. Dependiendo de la largura se obtiene un tono u otro; un nay largo tiene tono bajo y uno corto tiene tono alto. Los sufís prefieren los más largos por los sonidos graves que se logran.

Todos los agujeros son del mismo diámetro y están colocados siempre con la misma disposición en los distintos sectores. Cada sector es el espacio entre dos nudos de la caña y se colocan de la siguiente manera: dos en cada uno de los tres penúltimos sectores, pero agrupados en dos bloques de tres agujeros equidistantes. El séptimo agujero está detrás para el pulgar y se coloca en el siguiente sector, el quinto, que es más o menos en la mitad del tubo.

6 - Cómo se toca

Se coloca la parte más ancha de la caña en la boca y se sopla de forma un poco oblicua en el tubo. Según se muevan los labios y la lengua se cambia el tono y la calidad del tono. Si además se cambia la presión del aire expelido se obtienen también los vibratos y adornos.

Es muy sencillo como instrumento, pero tocarlo bien es muy complicado.  Se dice que el sonido y la melodía provienen del artista que está tocando y no del instrumento.

Aquí puedes ver un músico tocando el nay en directo:

Kudsi Erguner

7 - Cualidades del sonido

El tipo de sonido del nay es muy especial. Es la típica melodía que podría dejarnos ensimismadas mirando por la ventana mientras llueve una tarde completa. Su sonido tiene un efecto calmante y relajante que invita a la calma interior. Es muy fluido y dulce, pero a la vez misterioso.  Por todo esto que es el instrumento favorito de los sufís; en su ceremonia de giro derviche este sonido les ayuda a entrar en una especie de trance o comunión con Dios.

8 - Cómo interpretarlo bailando

Ahora llega cuando nos toca levantarnos y bailarlo. Cada instrumento tiene características y energías muy diferentes y nosotras con nuestro cuerpo tenemos que interpretarlo lo mejor posible. Eso significa que nuestra tarea es hacer visible el sonido, aportarle esa otra dimensión que sea la representación más fiel a lo que está sonando.

Como el sonido del nay es dulce, misterioso y fluido, los movimientos de brazos y manos son los que mejor van.

Cuando es un taksim (improvisación de un instrumento solista), trabajaremos con brazos y manos acompañando con algún movimiento de tronco o cadera muy suave de vez en cuando para darle un poco más de variedad. Si, por ejemplo, es una canción con la orquesta al completo y el nay se escucha por encima del resto, un poco más protagonista, ahí iremos bailando según el ritmo y añadiremos los brazos dibujando la melodía del nay.

9 - Curiosidades

Recuerdo cuando vivía en Madrid (2002-2006), y tomaba clases con el maestro egipcio Shokry Mohamed. En una formación profesional que hice con él en 2003 tomé unos apuntes sobre los instrumentos, y sobre el nay tengo escrita una historia de un flautista que fue llamado por un sultán para tocar en su palacio. El flautista era un virtuoso y tocó de tres formas; con la primera consiguió que se pusieran alegres, con la segunda tristes y con la tercera que se durmieran. Y así el sultán quedó maravillado ante el poder del flautista y su nay.

10 - Textos sobre el nay

El escritor y pintor libanés Jalil Gibran (1883-1931), escribe en su obra Las procesiones los siguientes versos:

Tráeme el ney y canta conmigo
que el cantar encierra en sí el secreto de la inmortalidad
y el rumor del ney perdurará
aún después de que todo se haya extinguido

 

El poeta y místico sufí, Jalaluddin Rumi (1207-1273), describe perfectamente el nay con este poema. Así da comienzo a su obra de 25.000 versos, Masnawi:

Escucha el ney, y la historia que cuenta,
como canta acerca de la separación:

Desde que me cortaron del cañaveral,
mi lamento ha hecho llorar a hombres y mujeres.

Deseo hallar un corazón desgarrado por la separación,
para hablarle del dolor del anhelo.

Todo el que se ha alejado de su origen,
añora el instante de la unión.

Le pregunté al ney:
¿de qué te lamentas?
¿Cómo puedes gemir sin poseer lengua?

El ney respondió:
Me han separado del cañaveral
y ya no puedo vivir sin gemir y lamentarme.

 

Aquí tienes un precioso vídeo donde recitan estos versos mientras suena el nay:

El lamento del ney - Neyzen Hamza Castro

Bibliografía

es.wikipedia.org

www.ignaciobejar.com

www.ponterapia.com

www.vibraterra.com

www.aldebaransoft.es

 

No sé tú, pero yo buscando información y escribiendo sobre el nay, me he enamorado aún más de él. Voy a buscar un buen taksim y lo voy a bailar ahora mismo, siendo muy consciente de todo esto, ¿te animas y me acompañas?

También podría interesarte...

Formación profesional

Curso de Danza Oriental nivel 2 - Básico

Curso de Danza Oriental nivel 7 - Prácticas y Combinaciones