Tu Blog de Danza Oriental

Cómo hacer un giro de molino en 4 pasos

  Publicado el 31 de Octubre del 2019

Guía

¿Tienes pendiente aprender a girar con brazos de molino? Siempre es un tipo de giro que suele costar un poco, pero merece la pena trabajarlos porque quedan muy originales.

Voy a explicarte cómo hacerlo con 4 sencillos pasos. Vamos a ir girando un cuarto de vuelta en cada paso para ver la colocación exacta de los brazos. En el ejemplo vamos a empezar girando a la izquierda:

1 - De frente, los brazos en cruz

Es la primera etapa, empezamos de frente antes de empezar a girar colocando los brazos extendidos a los lados, a la altura de los hombros. Es importante que estén bien estirados.

2 - De perfil, el del espejo abajo y el otro arriba

Giramos un cuarto de vuelta a la izquierda, y nos quedamos de perfil con el lado derecho cerca del espejo. En esta posición tenemos que cambiar los brazos y colocar el derecho abajo y el izquierdo arriba.

3 - De espaldas, los brazos en cruz

Avanzamos un cuarto de vuelta más y nos colocamos de espaldas. En este punto los brazos los colocamos de nuevo en cruz, igual que de frente.

4 - De perfil, el del espejo abajo y el otro arriba

Último cuarto de vuelta y nos quedamos de perfil mirando ahora a la derecha, con el hombro izquierdo cerca del espejo. Colocamos de nuevo los brazos arriba y abajo, el izquierdo en este caso abajo y el derecho arriba.

Ya tenemos el esquema completo. Es importante que las posiciones sean muy exactas para que salga bien, quiero decir, que coincida exacto un cuarto de vuelta con los movimientos de brazos que te he explicado. Ahora vamos a ir girando en cuartos, pero más seguido, prestando atención a las transiciones de los brazos. También vamos a ir trabajando con el foco, así que miramos al espejo cuando estamos de frente y de perfil. Cuando vamos girando un poco más deprisa la cabeza se mueve a buscar el foco como en los giros normales.

Ahora hacemos el mismo trabajo girando a la derecha. La clave es que de frente y de espaldas, los brazos están en cruz y en los perfiles tenemos el del espejo abajo y el de atrás arriba. En todo momento están los brazos bien estirados:

Ahora nos toca girar a velocidad real, como haríamos bailando. Para evitar marearte, puedes ir haciendo varios giros en cada dirección. Por ejemplo, 3 o 4 a la izquierda y 3 o 4 a la derecha. Así trabajamos por igual los dos lados y evitamos mareos.

Otra parte importante es pensar en los brazos como una sola cosa. Como si lleváramos sujeto en los hombros un palo de escoba largo y si subo el derecho el izquierdo baja. En este tipo de giro los brazos no trabajan de forma independiente, sino que deben ir unidos, aquí te lo explico para que veas a qué me refiero:

Estos son los pasos que yo enseño siempre a mis alumnas y creo que funcionan muy bien. Si lo sigues al pie de la letra te saldrá bien seguro. Practica mucho para que te salga fluido y así quede bien cuando lo uses en tus coreografías.

Uso de elementos con los molinos

Para terminar, quiero darte algunas ideas de cómo hacer molinos con algunos elementos. Ya sabes que los elementos agrandan los movimientos que hacemos, así que los molinos son perfectos:

Velo: Puede estar detrás, normal y vamos girando o podemos tenerlo delante y dejarlo por delante todo el tiempo, queda muy original. Realmente con el velo, quedan bien los molinos de cualquier manera. Incluso podemos usar solo un brazo y tener el otro en la nuca, así toda la tela vuela con el brazo que llevamos extendido.

Abanicos de seda: Tenemos que colocar la cara interna de las muñecas mirándose, y los brazos con los 4 pasos de arriba. Los abanicos son muy agradecidos porque todo luce mucho, pero precisamente los molinos son uno de los movimientos estrella. Las dos telas forman un círculo alrededor nuestro que queda precioso.

Alas de Isis: Las alas al estar unidas al cuello tienen menos posibilidades que el velo o los abanicos, pero con el tamaño que tienen los giros son siempre un acierto. Y los molinos hacen que la tela se ordene alrededor nuestro formando un círculo completo.

Sable: Podemos mantener los brazos exactamente como te he enseñado y sujetar el sable solo con una mano, o podemos sujetarlo con las dos manos, de los dos extremos. En este caso, modificamos un poco la posición de brazos, pero también queda bonito.

 

Aquí tienes varias ideas de cómo usar los molinos para sacarles todo el partido. ¿Has probado con algún elemento? ¿Cuál es tu manera favorita de hacer los molinos?

También podría interesarte...

Formación profesional

Curso de Danza Oriental nivel 1 - Iniciación

Curso de Danza Oriental nivel 7 - Prácticas y Combinaciones