No cometas estos 3 errores bailando baladi | Oriental Dance Online

Tu Blog de Danza Oriental

No cometas estos 3 errores bailando baladi

  Publicado el 15 de Mayo del 2021

Guía
No cometas estos 3 errores bailando baladi

El baladi es un estilo que a todas nos encanta, pero también con el que se cometen muchos errores. Te traigo los 3 errores más comunes para que los tengamos bien presentes y no meter la pata.

Después, te contaré qué es en realidad este estilo y qué cosas sí hacer para estar segura de que lo bailas bien.

 

Error #1 Grandes desplazamientos por el escenario

Error #2 Movimientos muy elaborados de brazos

Error #3 Bailar con traje de dos piezas

 

Y después de un poco de humor, vamos a lo que es de verdad interesante, lo que sí hacer, qué pasos elegir, qué vestuario ponernos y cómo movernos. Y para eso, vamos a ver todos los detalles para que tengas una idea global del estilo baladi.

Como adelanto te voy a resumir en pocas palabras este estilo: tradicional, femenino y bastante básico. Y con esto en mente, vamos a indagar en el marco socio cultural.

Qué significa raqs baladi

En los países árabes la danza oriental se conoce como raqs sharki, cuya traducción es precisamente esa, “danza oriental”.

Por otro lado, en Egipto, tenemos el raqs baladi, “danza del pueblo”. La palabra balad significa “pueblo”, “país” y cuando se le añade una i al final de la palabra denota posesión en singular. Por lo tanto, baladi significa “mi pueblo”. Aplicado a la danza sería “danza del pueblo”, refiriéndose a lo rural y tradicional.

Las diferencias entre los dos estilos, serían principalmente que el raqs sharki es mucho más variado y rico, incorpora elementos de otros estilos como ballet y danza contemporánea. Se utilizan más todas las partes del cuerpo y hay numerosos desplazamientos.

Por el contrario, el raqs baladi es mucho más elemental y básico, sin decoraciones ni extras adoptados de otras danzas.

Origen del raqs baladi

Igual que ha pasado en muchos otros países, en Egipto muchas familias de zonas rurales se mudaban a la ciudad, El Cairo, para conseguir trabajo y tener una vida más cómoda. Sobre todo, en el siglo XX, pero también antes. Provenían de otras ciudades como El Kobra, Luxor, Aswan, Domiat y Sohag.

Estas familias, que puede que lleven viviendo en El Cairo durante varias generaciones, siguen sintiendo que pertenecen a su ciudad de origen. Es curioso, porque habiendo pasando tantos años, el sentimiento de nostalgia hacia su pueblo es muy marcado. Están muy orgullosos y profundamente conectados con las tradiciones de su pueblo natal.

Son familias por lo tanto muy conservadoras que cuidan y respetan sus tradiciones. Para ellos es importante el respeto por uno mismo y ser respetado por los demás.

Lo bailan las chicas de dichas familias, y el conocimiento se transmite de generación en generación. Lo hacen en reuniones familiares y fiestas, y bailan sólo de manera lúdica y para las familias. Muy pocas se dedican profesionalmente porque no está bien visto que una chica baile delante de gente que no sea de su familia.

Por lo tanto, es una danza individual y de mujeres. Se suele improvisar, siguiendo la música, que empieza de manera muy suave con un taksim y tímidamente va cogiendo más fuerza hasta terminar con una velocidad bastante rápida.

Vestuario para raqs baladi

Este estilo tan tradicional se baila con galabeya, que es un vestido cerrado pegadito, un pañuelo en la cadera y otro en la cabeza.

La esencia del baladi

El baladi es una danza tradicional de mujeres de familias de pueblos de Egipto que fueron a vivir a El Cairo buscando una vida mejor. Tiene su propio código de pasos, vestuario y música.

No podemos decir que bailamos baladi y salir con traje de dos piezas o haciendo pasos no propios del estilo. Tampoco podemos hacer fantasía ni evolución con el baladi, porque es lo que es.

Está genial fusionar, pero para eso está otro tipo de música, podemos por ejemplo un solo de percusión, una rutina oriental o megancé, donde tenemos más libertad respecto a movimientos y vestuario. Pero el baladi es baladi, y no existe tal cosa como baladi estilizado o evolucionado. En ese caso, lo único que estamos haciendo es distorsionarlo y que se transmita así a otras personas que empiezan a bailar.

Conclusión

Mi opinión es que, si tanto amamos la danza oriental, es muy importante que la respetemos y nos interesemos por mantenerla como es, sin ponerle ni quitarle nada. Si el baladi es demasiado básico, elige otro estilo para desplegar tu creatividad.

Siempre hablo de “beber de la fuente” y me refiero a que, si esta danza es de Egipto, es con maestros egipcios donde deberíamos aprender todo lo que se pueda. Ahora con la evolución digital que hay, puedes tomar clases online con mucha facilidad.

Y, si tomas clase de baladi con alguno de ellos, verás la tristeza y enfado que sienten con este tema. Ven como se está tomando algo suyo propio muy tradicional y se está distorsionando en otras partes del mundo.

Yo entiendo perfectamente su postura, y mi granito de arena es traerte a este blog las cosas lo más claras posible, para que no te confundan los muchos vídeos que hay por YouTube y tú misma sepas la realidad. Siempre que enseño baladi transmito esto a mis alumnas para que poco a poco, entre todas, podamos poner las cosas en su lugar.

Yo, cuando empecé a bailar, también metí la pata con el baladi. Con vestuario, con pasos y demás, quería estrenar a toda costa un traje nuevo y no le di importancia. Forma parte del aprendizaje, pero si alguien me hubiera transmitido esto con claridad, me hubiera ahorrado la metedura de pata.

Con los años, al ir tomando clases con maestros egipcios, cada vez soy más consciente de lo que amo esta danza y de lo importante que es transmitirla bien, en esencia, sin añadirle extras que no necesita.

Y ahora que tú también sabes todo esto, ojalá aportes también tu granito de arena para devolver al baladi al lugar que le corresponde.

Y ahora cuéntame, ¿tú también has cometido alguno de estos errores?

¿Quieres aprender mucho más en mi Biblioteca de cursos gratuitos?

Entra y disfruta de 6 cursos gratis ordenados por niveles, para que puedas bailar conmigo desde tu casa, aunque no hayas bailado nunca.

Sí, quiero bailar