Tu Blog de Danza Oriental

10 trucos para mejorar tu shimmy

  Publicado el 15 de Julio del 2019

Guía

¿Te imaginas un verano sin sol? Pues la danza oriental sin shimmy sería algo parecido. Es uno de los pasos más importantes y además tiene mucho sabor árabe, así que es vital tener una buena técnica y poder hacer muchas variaciones y capas.

Y sobre la técnica de shimmy va este artículo, he preparado una lista con 10 trucos que puedes incorporar para conseguir una vibración de 10.

Hay varios tipos de vibraciones, aquí me voy a centrar en la técnica para el shimmy de rodillas, que es el que más se utiliza. Las razones de usar éste mucho más que otros es que la posición del cuerpo es más erguida, se nos ve más estilizadas y que permite añadir capas fácilmente.

Si quieres recordar cuál es la técnica para esta vibración y para las demás, te recomiendo que te pases por este otro artículo sobre Los 6 principales shimmies.

Esta es mi lista con los 10 trucos, prueba cada día con uno de ellos para ir incorporando cosas nuevas poco a poco, verás cómo en unas semanas has mejorado un montón!

1 - Colócate bien

Si no estás bien colocada, difícilmente conseguirás vibrar bien, así que empezamos por el principio, asegúrate de que todo esté bien colocado en su sitio.

Los pies paralelos, debajo de las caderas y bien apoyados. Las rodillas relajadas sin llegar a estirarse del todo. Para este shimmy, colocamos el peso del cuerpo un poco hacia adelante, para dejar libres los talones, no vamos a levantarlos, pero el hecho de que no tengan peso hará que puedas darle más rapidez.

El movimiento se hace exclusivamente con las rodillas, se van moviendo de manera alternada, doblando un poco y volviendo a estirar (sin llegar a estirar del todo la rodilla).

En este vídeo lo puedes ver mejor:

2 - Añade fuerza muscular

Para conseguir distintos matices, jugamos con intensidad y velocidad. Podemos hacer un shimmy relajado o más rápido simplemente acelerando el movimiento alternado de las rodillas. Pero si queremos que sea más potente, necesitamos añadir fuerza muscular.

Los músculos que tenemos que activar están detrás de la rodilla y del muslo y nos centramos en empujar con fuerza la rodilla hacia atrás. Ten en cuenta que no se puede estirar del todo la rodilla en ningún caso, así que cuesta un tiempo hacer fuerza al estirar la rodilla sin estirarla del todo.

Para que sea un poco más sencillo te comparto este ejercicio en el suelo que ayuda muchísimo. Siéntate con las piernas estiradas en el suelo. En esta posición no se puede cometer el fallo de estirar la rodilla del todo, porque al tener los talones apoyados es muy difícil estirar al máximo, y si lo hiciéramos, el talón se levantaría un poco del suelo. Así que, en esta posición, sale bien siempre.

Ahora, se trata de golpear el suelo tan fuerte como puedas con la parte de atrás de la rodilla. Dobla un poquito y al estirar intenta hacer ruido contra el suelo. Así, notarás como se activa la musculatura de detrás del muslo y rodilla.

Puedes probar con una sola pierna, luego con las dos a la vez, y, por último, con las dos de manera alternada.

Luego al levantarte intenta hacer esa misma fuerza con las piernas hacia atrás, que verás que es más fácil que antes.​

3 - Subir y bajar los talones

Las capas que podemos añadir incluyen casi cualquier movimiento de la danza oriental, incluidos los que necesitan mover los talones, como por ejemplo los ochos verticales. Así que necesitamos poder mantener la vibración mientras movemos los talones.

Para este ejercicio, empieza el shimmy y simplemente levanta los talones y vuelve a apoyarlos. Lo importantes es que no pares el shimmy en ningún momento.

Puedes sujetarte con una mano en la pared al principio si notas que pierdes el equilibrio.

4 - Pasar el peso de una pierna a otra

Empieza la vibración normal, con las dos rodillas y ahora añade un desplazamiento horizontal de cadera, llevándola de un lado al otro. Si ves que se corta el shimmy, haz el desplazamiento más pequeño, que así es fácil de mantener y ve progresivamente llevando la cadera más lejos.

Este movimiento de llevar la cadera lejos a los lados es lo mismo que pasar el peso del cuerpo de una pierna a la otra. Así tendremos más destreza a la hora de añadir capas.

5 - Haz el shimmy sólo con una pierna

Ten paciencia con este y con los siguientes porque son un poco más complejos y necesitan más práctica. Para éste hay que vibrar sólo con una rodilla. Prepárate colocando todo el peso en una pierna y trata de hacer el shimmy solo con esa rodilla. Después pasa a la otra y ve alternando hasta que salga fluido.

El roll de darbouka (muy parecido a un redoble de tambor) es ese momento de la música en el que hay que vibrar, y cuando lo hacen muy suave queda genial hacer shimmy con un lado y después con el otro. Cuando tiene más intensidad, ya tendríamos que hacerlo con las dos piernas.​

6 - Levanta un talón

Hacemos el shimmy con las dos rodillas y este ejercicio consiste en levantar cada vez un talón y devolverlo al sitio. También puedes probar a subir y bajar los dos talones juntos.

Cuando queremos añadir ochos verticales al shimmy, necesitamos poder levantar los talones para darle forma. Este ejercicio viene muy bien para ir moviendo los pies mientras vibramos y así conseguir capas complicadas.​

7 - Camina vibrando

Vamos a ir caminando en relevé vibrando. Asegúrate de tener los talones lo más arriba que puedas y da un paso adelante. Una vez que tengas el pie en el suelo y el peso en esa pierna, vibra con esa rodilla. Después da el siguiente paso y vibra con esa otra pierna. Sólo la que está delante y tiene peso.

Cuando lo tengas, trata de no dejar el pie de atrás en el suelo, sino que mientras haces shimmy con una pierna, la otra esté moviéndose hacia adelante para dar el siguiente paso.

Este ejercicio es para hacer despacio y hace falta mantener el equilibrio, puedes probar primero, por ejemplo, cerca de la pared para poder sujetarte y así sólo centrarte en el shimmy.

8 - Alterna distintas intensidades

En los solos de percusión, es muy común que cuando hay roll de darbouka, jueguen con distintas intensidades, así que te voy a enseñar un ejercicio para practicar y que puedas hacer un shimmy acorde para estos momentos.

Vamos a hacer dos intensidades, empezamos con shimmy suave sólo usando las rodillas y lo combinamos con otro mucho más potente utilizando la musculatura de detrás de las rodillas, como te he enseñado en el truco número 2.

Ponte alguna canción potente y haz durante un ocho de la música el shimmy suave y el siguiente ocho de la música el shimmy potente. Ve alternando con estas dos intensidades, puedes incluso añadir una intermedia para tener más matices.

9 - Añade capas

Esta es la parte divertida y la que nos interesa. Se trata de añadir movimientos extra mientras vibramos. Hay infinidad de capas que podemos hacer, algunas fáciles y otras que son todo un reto. Lo ideal es que empieces a trabajar desde las más sencillas y poco a poco pruebes con las más complicadas. El orden sería algo así:

  • Lo más fácil es lo que está más lejos del shimmy, que se hace con las rodillas. Serían cabeza, hombros, brazos y manos.
  • Torso, círculos de pecho, por ejemplo.
  • Lo siguiente sería la cadera, está libre porque estamos moviendo las rodillas. Hay dos de los ejes que son fáciles, horizontal y sagital. El eje vertical es más complicado, porque incluye los talones para poder subir la cadera. Jugando con los ejes podríamos hacer ochos y círculos.
  • Los movimientos más complicados de hacer son los que implican también las rodillas, por ejemplo, el camello. Tendríamos que hacer ambas cosas con las rodillas; mantener el shimmy y doblarlas un poco para poder darle forma al camello.

Puedes probar con cualquiera de los pasos que tiene la danza árabe, porque se puede combinar con casi todo. ¡Seguro que encuentras alguna capa especial para darle un toque personal a tu danza!

10 - Practica siempre que puedas

Como todo, con la práctica mejora mucho, así que aprovecha momentos en los que estás de pie y puedes además hacer el shimmy. Por ejemplo; cocinando, lavándote los dientes, esperando al autobús, en el ascensor… Aprovecha cualquier oportunidad porque notarás la mejoría pronto y tu vibración será mucho más fluida.

Hola Patricia! Este es el segundo post que leo de tu blog y me encanta lo bien que explicas, lo bien estructurada que das la información y los ejemplos, con el espejo detrás, son la guinda del pastel. Gracias!!

Imagen de Patricia Beltrán

Muchas gracias! Me alegra mucho que te guste el contenido wink

También podría interesarte...

Formación profesional

Curso de Danza Oriental nivel 1 - Iniciación

Curso de Danza Oriental nivel 6 - Profesional