Tu Blog de Danza Oriental

Diferencias entre zaar y khalige

  Publicado el 27 de Febrero del 2019

Artículo

Son dos cosas muy diferentes, pero como tienen algo en común, hay un poco de confusión. Empecemos por definir cada cosa.

El zaar

El zaar no tiene nada que ver con la danza y tampoco es ningún folclore. Es un ritual de exorcismo que se ha practicado durante muchos años sobre todo en el norte de África. Todavía hay algunos lugares en los que se practica. Me parece súper curioso y también muy lleno de sentido. ¡Vamos allá!

El zaar es un ritual de exorcismo que aún se practica en el norte de África

Sitúate por ejemplo a principios del siglo pasado, la figura que hoy conocemos como psicólogo no existía. De manera que cualquier depresión, malestar, ansiedad, etc… se creía que era alguna entidad que había entrado en el cuerpo de la persona.

Así que se organizaba una sesión de exorcismo para que el demonio abandone a la persona. Había sitios y personas encargadas de hacer estas tareas. El sistema es el siguiente:

Unas mujeres tocan música a un lado de la habitación, hay una separación con una cortina o tela y al otro lado se sienta en el suelo la persona con el malestar. El ritmo que tocan dichas mujeres con las darboukas es el ritmo ayoub. Este ritmo es muy hipnótico y se cree que tiene la capacidad de hacer manifestarse al demonio que ha entrado en el cuerpo. La manera de tocarlo es primero muy muy lento e ir acelerando poco a poco, hasta que termina muy rápido y frenético.

Por otro lado, esta manera de tocar el ritmo ayoub nos recuerda a los derviches, que entran en trance por medio del giro. También tienen el ritmo ayoub de manera muy lenta y termina muy rápido, pero tampoco tiene nada que ver.

Volvamos al ritual. La persona que se siente mal está sentada en el suelo y simplemente tiene que escuchar la música y dejarse llevar, hacer los movimientos que su cuerpo quiera hacer. Se cree que este ritmo es irresistible para los demonios que poseen y que les hace manifestarse. Así que hay que dejar que el cuerpo se agite y se mueva a su antojo.

Conforme acelera el ritmo, los movimientos se hacen más y más vigorosos y cuando la velocidad es muy alta lo que hace la persona es agitar y sacudir sus brazos, piernas y cabeza. La razón es que se cree que el demonio sale del cuerpo por las puntas de las extremidades y las puntas del pelo. Por eso se termina agitando la cabeza y el pelo.

Una vez que la persona cae rendida, termina la música y ya ha finalizado el exorcismo, ya ha expulsado al demonio.

Me parece genial y muy curiosa la idea de tratar los males de esta manera, sobre todo porque seguro que ha sido eficaz en muchísimos casos.

Como ves, no tiene nada que ver con la danza. Aún así, el ritmo ayoub está presente en la danza oriental, y hay momentos en los que coincide esta manera de tocarlo. Lo normal es que podamos encontrarlo así en algunos solos de percusión. Parece que ha terminado la canción y de pronto empieza a sonar… Dum     tac dum tac     dum     tac dum tac y ahí está el ayoub, súper lento y en el minuto que queda hasta final de la canción lo que hace es acelerar hasta terminar, como dice mi cuñada, a tope de power. Y aquí es donde tenemos que elegir, tenemos dos opciones: o seguimos bailando (Buscándonos la vida para poder seguir la velocidad con la que acaba) o hacer alusión al zaar y bailar con sacudidas de brazos y cabeza. No es difícil encontrar bailarinas que terminan así su show, de rodillas y girando la cabeza durante un buen rato.

Yo prefiero seguir bailando y no utilizar movimientos de zaar, ya que me resulta demasiado brusco y violento. Además, creo que el público sufre por tu cuello en lugar de disfrutar, pero es mi opinión.

Lo que sí es importante saber es que no es ningún folclore, ni ningún paso, simplemente son los movimientos de un exorcismo de manera coreografiada para que quede mejor sobre el escenario.

El khalige

Es un folclore que se baila en varios países de la península arábiga: Oman, Yemen, Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Arabia Saudita, Kuwait, Bahrein, Irak e Irán.

Es una danza de mujeres y para mujeres. La túnica utlizada para bailar Khalige se llama Thobe Nashal, es un vestido ancho hasta los pies con mangas cortas pero anchas, que casi empiezan desde la rodilla.

La danza está centrada en movimientos de hombros, brazos, manos y, sobre todo, pelo. Son mujeres que llevan siempre el pelo tapado, así que cuando se reúnen y están sólas sueltan su pelo y lo lucen con esta danza.

Como se baila en muchos países, hay diferencias en cuanto a la música y la ropa. Uno de los ritmos más comunes es el aadany o saudí. Es un ritmo de 2 tiempos, y su característica principal es que el segundo dum cae justo antes del segundo tiempo, que es lo que le da esa cadencia tan particular y que invita al rebote.

Lo más destacable son los movimientos de pelo, dibujando círculos, infinitos y pasando de un hombro a otro, numerosos detalles con brazos y manos y el rebote continuo en los pasos.

Semejanzas

Seguro que en este punto ya entenderás por qué hay confusión entre las dos cosas. Y es que a pesar de ver que son tan diferentes tienen algo en común.

Lo que tienen en común el zaar y el khalige son los movimientos del pelo. Sí que es cierto que en khalige los círculos de pelo son más lentos y suaves, con la finalidad de mostrar su larga melena. En su vida cotidiana, la guardan de la vista de los demás, pero, aunque no se vea, la cuidan como un tesoro. En zaar son movimientos mucho más bruscos con la finalidad de que el demonio salga del cuerpo.

 

Me parece muy curioso todo lo referente al ritual del zaar, ¿tú lo conocías?

También podría interesarte...

Formación profesional

Curso de Danza Oriental nivel 4 - Avanzado

Curso de Danza Oriental nivel 1 - Iniciación